EN ESTE MUNDO

Aprendiendo a soñar cada mañana, aunque al despertar los ojos se abran al mundo. Y no puedo olvidar que una vez la vida me pareció mucho más hermosa que hoy. Ese recuerdo me hace buscarlo, entre mis sueños, entre tus manos, o en mis entrañas

23 ago. 2009

Aburrimiento


Es el aburrimiento tan terrible, o una virtud si se sabe hacer de él un espacio para una misma?, en el que colocar cada cosa en su lugar, en el que saber colocarte tu en algún lugar.

Hasta no hace tanto era una oportunidad, que se ha ido perdiendo, desaprovechando los instantes antes tan añorados.

Pero creo que nunca, nada es del todo desaprovechado, por más que parezca que están pasando todas las oportunidades y la vida es esa voluta que se nos va...se nos va...

Y no es desaprovechado porque pese a la inacción, al mutismo, a la apatía o falta de cualquier motivación, hay algo que siempre está, y es la capacidad de reflexionar. Aprender. Comprender.

Pese a todo pesa, como una losa, y siempre me he preguntado ¿no se puede aprender disfrutando?, sobre todo disfrutando...

16 ago. 2009

Podemos decir que hoy me autocopio, vuelvo a este blog en un cruce con el otro, el abierto, más popular, más ¿expresivo?, no lo sé, necesitaba escribir en los dos, y como soy una sóla, al final el texto es el mismo, Y eso tiene un porqué tan grande...



Apenas te siento, te veo, apenas atisbo un poco de ti...y sin embargo estás, ahí al alcance, esperándome, podría decir que presionándome.
¿Serás una señal caduca ya olvidada? o más bien una que siempre se mantiene, confiando que llegue el día que por fin haga algún uso de ella.
Hay momentos que deseo correr, saltar, huir, y porqué no, sobre todo gritar. Y aquí estoy, casi paralizada, de corazón para afuera inmóvil, inanimada, alguien diría incluso insensible...
cuando me siento un volcán contenido, constreñido, taponado a fuerza de callar y parar, siempre callar y parar.
¿Sabes cuántas veces se puede una llegar a callar? Sí, las mismas que podría hablar.
¿Porqué callar? ya casi ni lo sé, tal vez tras hablar tanto y tanto y no encontrar eco en mis palabras. Tal vez porque tras hablar encontré muchas veces lo que no deseaba...
¿Me dejas parar un momento bajo tu silencio?
Necesito descansar.


Safe Creative #0908164242789

5 may. 2009

La vida es de color...


"Todo depende del color..." siempre han dicho, y hay tantos colores como personas, y tantas personas como sueños, y tantos sueños como los que caben en un corazón y...

...Y si eres daltónico, o no sabes distinguir los colores, o te han cerrado los ojos, como se cierra una boca? ¿Cómo sabes de qué color está ahora tu vida si te han amordazado su vista?

Creo que la única manera es imaginarlos, pensar que existen, llegar a creer en ellos más allá de su presencia...y tener un poquito de fe, en que el negro no es el único que puedes ver.

19 abr. 2009

Responsabilidad, compromiso y acción.


Si vemos un delito delante de nuestra nariz, ¿nos damos la vuela?, o una irregularidad, o algo éticamente reprochable...¡Cuántas veces por no meternos en problemas volvemos la cara y se acabó!

Y yo la primera...

Cúantas veces me he preguntado si al no actuar no estaremos alimentando también a la bestia, tomando parte en la responsabilidad de lo que se está desarrollando.

Pero hay casos en los que no se puede mirar para otro lado, si al menos quieres seguir mirándote a la cara.

Y hablo en concreto de tantas y tanta páginas en internet sobre pederastas, pedófilos, pornografía infantil...que en un momento dado podemos caer en ellas sin saber ni cómo hemos llegado.

Considero que es nuestra responsabilidad actuar, nuestra obligación ( de hecho por ley lo es) y no es igual no intervenir en una pelea en la calle, entre adultos, aunque en todos los caso hay un fuerte y un débil.

Pero estoy hablando de menores de edad, de niños en muchos casos, que deben ser protegidos, y si no pueden serlo por quienes tienen más cercanos, nosotros aun en nuestra lejanía tenemos la responsabilidad moral y legal de actuar.

Esto así parece que no viene a cuento, sacado de contexto, pero van meses de ver muchas cosas, y en estos últimos días se han precipitado los acontecimientos. No me ha sucedido a mí, pero conocer que sucede me ha hecho reflexionar y mucho.

Mi única idea bien clara es esa, son también nuestra responsabilidad, debemos comprometernos y actuar.

Y si no se sabe cómo hay varias maneras, si puedes colabora. Si encuentras contenido pornográfico relacionado con menores o niños éstas son algunas de las direcciones donde puedes denunciar:



Recordars que si el hecho es grave, y esto lo es, en España se puede tramitar la denuncia en cualquier Juzgado o Cuartel de la Guardia Civil de forma ordinaria.

Gracias si alguien leyera esto y se motivara en esta lucha.

24 mar. 2009

El silencio, sin palabras


Tras cada palabra un sentimiento, tras cada sentimiento una emoción, derrramada o contenida...y tras cada emoción un corazón, un alma que vive, única, diferente, confiando en el mañana o tal vez renegando del hoy.

Las palabras apenas son nada, manchitas que revolotean juntas, esencia de nuestro ser, comprimida, compilada...

Sin embargo dame palabras, quiero cada palabra, aunque sean mudas, el silencio es posible vivirlo, y es más fácil callar de palabra que de corazón.

Safe Creative #0903242812144


16 mar. 2009

La calma





La calma, sí la calma, aquello que con tanto ahínco persigo cada día, pretendiendo que traiga paz y equilibrio, (aunque sea poquito).

Y cómo se agradece cuando un día despierto y descubro que se ha instalado en mi regazo, por un rato, unas horas, qué más da mientras la respiración vuelve a ser profunda, la mirada ve más allá de mi ombligo y el corazón vuelve a latir tan sólo para vivir.
Es la calma, qué más da si precede o llega después de la tormenta, la disfruto igual mientras dura, luego ya se verá.

9 mar. 2009

Tiempo y lugar

La oportunidad de saber ir aunque no sepamos cómo.

El deseo de continuar aunque duela cada centímetro de piel.

El origen de todo como objetivo de cada despertar.



Volando surcaremos este tiempo y este lugar al que la marea ha traido nuestras vidas, sin preguntar hacia dónde nos encaminábamos, sin saber si deseábamos llegar.